Guiso de hinojo con bolitas



Este es uno de mis platos de cuchara favoritos, cuya receta saqué de un libro de bolsillo editado por Grijalbo

Para prepararlo utilicé: 
Ocho cebollitas (o chalotas)
Cuatro patatas pequeñas
Un cuarto de kilo de zanahorias baby y otro de champiñones 
Un bulbo de hinojo 
200 gramos de judías verdes 
Un calabacín pequeño
Una cayena
U n vaso de vino blanco afrutado
Medio litro de caldo de verduras 
Perejil 
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Luego iré con las bolitas. 




En una olla grande comencé rehogando las cebollitas limpias cortadas por la mitad y cuando estuvieron blandas añadí las patatas peladas y cortadas también por la mitad. Pasados unos cinco minutos añadí la cayena, las zanahorias troceadas y el hinojo cortado en medias lunas. Cuando cogió un tono dorado añadí el vino y el caldo de verduras. Dejé que cociese diez minutos a fuego suave.


Lo siguiente fue añadir las judías verdes cortadas, cocer cinco minutos más y por último incorporar al guiso los champiñones y el calabacín troceado. Esperé a que comenzase a hervir y entonces eché las bolitas que ya tenía hechas.

Vayamos con las bolitas, para lo que preparé una masa con:
50 gramos de mantequilla 
100 gramos de harina 
Media cucharadita de levadura
 50 gramos de queso curado rallado
Tres cucharadas de perejil picado 

Es importante mezclar bien en un cuenco la mantequilla, en trozos, con la harina y la levadura. 

 
 


A continuación añadí el queso, el perejil y una pizca de sal. Para que la masa sea más fácil de manejar añadí dos cucharaditas de agua y seguí mezclando hasta que quedó una masa suave. De ahí saqué unas veinte bolitas, del tamaño de una moneda de diez céntimos. 

Como decía, las añadí a la olla cuando el guiso estaba hirviendo y tapé la olla para que todo cociese quince minutos a fuego muy lento. 


Ya solo quedaba rectificar de sal, espolvorear perejil y listo. Con estas cantidades suelo tener para dos ocasiones (cinco o seis raciones), así que congelo la mitad del guiso. 





Comentarios