Acelgas con arándanos y piñones



Ya sabéis que el primer domingo del mes suelo acudir al mercado de la calle Gascona en Oviedo y comprar algo de verdura. En esta ocasión me decidí por un manojo de acelgas, una verdura que no tiene muchos seguidores pero con la que preparé esta rica receta.

Lo primero que hice fue limpiar las acelgas y cortarlas en trozos grandes, que después cocí en abundante agua con sal durante quince minutos. Una vez tiernas las escurrí bien.



Mientras cocían, piqué media cebolla y la puse a freír a fuego lento hasta que estuvo dorada, momento en el que añadí a la sartén un buen puñado de arándanos secos y otro de piñones. Dejé rehogando durante menos de cinco minutos, añadí una pizca de nuez moscada y retiré del fuego.

El último paso fue rehogar las acelgas junto con el sofrito de cebolla y arándanos. Lo serví acompañado de unas tortitas de pan con hummus.


Comentarios