Potaje de castañas

Hoy traigo al blog una receta muy otoñal, que preparé con castañas ecológicas de Galicia y compango asturiano. Es un potaje que había probado fuera de casa pero no lo había preparado nunca. Es sencilla, reponedora y deliciosa.

Regañás



En un bol de cristal puse 100 gramos de harina y dejé un hueco en el centro para echar en él 30 gramos de agua y 25 gramos de aceite de oliva, una cucharada de ajonjolí, otra de orégano y un puñadito de sal.


 

Mezclé bien con un tenedor para pasar después a amasar con las manos hasta que la masa quedó suelta y no se pegaba en los dedos. 

El siguiente paso fue extirar la masa, para lo que fui cortando trozos del tamaño de una pelota de golf y utilicé el rodillo para obtener una lámina de medio centímetro de grosor.




Con el cortador de pizzas corté la masa en la forma deseada y utilicé el cortador de pastas para hacer unas cuantas redondas. Las coloqué en la rejilla del horno, precalentado a 180 grados, y las tuve durante 12 minutos. Una vez hechas esperé a que se enfriasen para tomarlas. 



Comentarios