Tortitas con arándanos



Esta es una receta rápida, apropiada para desayunar o merendar. Comencé mezclando en un bol un huevo, una taza de leche (200 ml) y una taza de harina. Añadí una pizca de sal.


Después calenté los arándanos con un poquito de azúcar para que caramelizasen y los añadí a la mezcla anterior. 


Puse una sartén a calentar con un poco de mantequilla y con una cuchara grande fui haciendo las tortitas extendiendo la masa por el fondo de la sartén procurando que quedasen finas. Las tuve unos tres minutos por cada lado para que se dorasen y las fui reservando utilizando dos platos para que no se enfriasen.

Las serví con un poco de miel por encima y me las tomé con un café.

Comentarios