Pizza de jamón serrano



Me apetecía cenar pizza pero a la vez quería una cena ligera, así que utilicé unas tortillas mexicanas de harina de trigo y unas lonchas de jamón serrano que me sobraron del fin de semana.



Primero machaqué dos dientes de ajo pelados, le añadí una pizca de perejil picado y  un chorro de aceite de oliva virgen extra y removí. 

Unté esta mezcla en la tortilla y sobre ella coloqué una capa de rodajas de tomate cortadas muy finas y otra capa con las lonchas de jamón. 

Por último, rallé un poco de queso manchego curado y lo espolvoreé por encima para que fundiese. Metí la pizza en el horno,calentado a 180 grados, durante 8 minutos. 


La acompañé con una cerveza bien fría y disfruté de la cena mientras veía Carlos I (la serie de TVE).


Comentarios