Ensalada de espinacas, remolacha y caballa



La preparación de esta ensalada comenzó en la tienda de alimentos de IKEA, en la que un amigo me regaló un bote de salsa de rábano picante. Al llegar a casa pensé en estrenarla con una ensalada y me decidí por esta receta aprovechando que tenía remolacha en la nevera.


Utilicé, para dos personas:
Dos patatas medianas peladas y cortadas en cuadritos
Dos remolachas cocidas de las que vienen envasadas al vacío 
Una lata de caballa en aceite de oliva 
Un puñado de hojas de espinacas

    Y para el aliño:
    Una cucharada de salsa de rábano picante
    El zumo de medio limón
    Medio yogur natural


      Lo primero que hice fue hervir las patatas en abundante agua con sal. Las tuve veinte minutos hasta que estuvieron blandas, las colé y las dejé enfriar. También corté en daditos la remolacha y saqué de la lata los filetes de caballa con cuidado de no romperlos.

      Mientras tanto, preparé el aliño mezclando bien la salsa de rábano, el zumo de limón y el yogur. 

      Para servir, utilicé como base las hojas de espinacas y encima fui colocando el resto de ingredientes. Terminé con el aliño. 


      Comentarios