Potaje de castañas

Hoy traigo al blog una receta muy otoñal, que preparé con castañas ecológicas de Galicia y compango asturiano. Es un potaje que había probado fuera de casa pero no lo había preparado nunca. Es sencilla, reponedora y deliciosa.

Ensaladilla de pimientos asados




Lo primero que hice fue precalentar el horno a 200 grados. Mientras alcanzaba la temperatura marcada, coloqué los pimientos rojos y la cebolla en una fuente apta para el horno y los rocié con aceite de oliva virgen extra.


Una vez metí la fuente en el horno, baje la temperatura de este a 180 grados y dejé que se asaran los pimientos durante tres cuartos de hora.



Pasado ese tiempo, los saqué y cubrí la fuente con papel de aluminio durante unos minutos para que fuera más fácil quitarles la piel. A continuación los pelé y los corté en tiras (lo hice con las manos, ya que quedan tan suaves que no hace falta cuchillo) y también piqué la cebolla.

Para servirlos, los aliñé con aceite de oliva virgen extra, un poquito de vinagre, orégano y sal. Hay quien también añade un huevo duro, atún en aceite y comino molido.

Los que sobraron, los conservé en un recipiente hermético que guardé en la nevera para usarlos más tarde en otra receta.


Comentarios