Sardinas fritas y patatas moradas



El 25 de noviembre se celebra en Jaén la festividad de Santa Catalina de Alejandría, patrona de la ciudad junto a la Virgen de la Capilla. Durante la romería que tiene lugar en el monte al que da nombre la patrona, es costumbre tomar sardinas asadas. 




Aunque me pilla lejos, no pueden faltar en mi mesa sardinas en el día de hoy aunque he preferido freírlas a asarlas y acompañarlas de patatas moradas, color de la bandera de la ciudad de Jaén. 


La receta es muy sencilla: compré las sardinas (pedí en la pescadería que me las limpiaran) y en casa las enhariné antes de freírlas en abundante aceite de oliva muy caliente. Para enharinar suelo poner tres o cuatro cucharadas de harina y una pizca de sal en una bolsa de bocadillo, meto dentro el pescado y agito la bolsa cerrada.  Es un sistema bastante limpio y cómodo. 



Mientras hacía las sardinas (tres o cuatro minutos), en otra sartén freí las patatas




Utilicé dos de las llamadas vitelotte (violetas, en francés), las pelé y limpié y las corté en rodajas muy finas con ayuda de la mandolina. Tuve cuidado de que no se quemasen al freírlas, ya que basta con un par de minutos en la sartén para que se hagan. Quedaron tipo chips, crujientes y deliciosas.

Acompañé todo con un poco de ensalada y aproveché la ocasión para lucir mi nueva bandeja de Cocina y Casa (Valentín Masip, Oviedo).

*Las fotos de la romería son de andalucíainformación.es y andalucía.org

Comentarios