Potaje de castañas

Hoy traigo al blog una receta muy otoñal, que preparé con castañas ecológicas de Galicia y compango asturiano. Es un potaje que había probado fuera de casa pero no lo había preparado nunca. Es sencilla, reponedora y deliciosa.

Ají de gallina peruano


Probé esta receta en un restaurante peruano de Madrid y me gustó tanto que decidí prepararla en mi casa. Lo hice a mi manera, con pollo en vez de gallina y pasta de ají comprada en supermercado y salió deliciosa.




Los ingredientes que utilicé fueron:
  • Dos pechugas de pollo
  • Dos zanahorias
  • Un puerro
  • Un calabacín (pequeño)
  • Una cebolla
  • Tres dientes de ajo
  • Pasta de ají amarillo
  • Ocho galletas saladas Tuc
  • 150 ml de leche evaporada
  • Un huevo duro
  • Arroz cocido
  • Aceitunas negras
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

Lo primero que hice fue cocer la pechuga con las verduras (la zanahoria, el puerro y el calabacín cortados en rodajas) en una olla con un litro de agua, un chorreón de aceite de oliva, sal y pimienta. Tardó unos 25 minutos en estar listo. Entonces saqué la pechuga y la dejé enfriando a temperatura ambiente para desmenuzarla posteriormente. Lo hice con las manos para que quedara deshilachada. También reservé 200 ml de caldo que utilicé más tarde.


El siguiente paso fue picar la cebolla muy fina y ponerla a freír en una sartén con aceite de oliva a fuego suave. Añadí el ajo picado y cuando empezaron a dorarse eché tres cucharadas de pasta de ají amarillo.

Cuando quedó una salsa suelta añadí el caldo  y las galletas desmenuzadas y dejé que cociese un par de minutos. A continuación añadí la leche evaporada y siguió cociendo hasta que comenzó a burbujear. En ese momento retiré la sartén del fuego y utilicé la batidora para obtener una salsa cremosa.




En la misma sartén mezclé la salsa con el pollo desmenuzado, rectifiqué de sal y lo tuve a fuego suave durante diez minutos antes de servir. Lo acompañé con arroz cocido, un huevo duro y aceitunas negras.


Comentarios