Ensalada de alga wakame

Siempre que ceno comida japonesa pido alga wakame pero esta vez la preparé en casa y es tan fácil que creo que repetiré más veces.

Barritas de chocolate y crema de cacahuete



Preparé esta receta, que hizo popular Lorraine Pascale, para repartir entre mis amigos en mi último cumpleaños. Fue un éxito, por lo que me he animado a prepararla de nuevo en Navidad.



Utilicé los siguientes ingredientes:

  • 300 gramos de mantequilla de cacahuete (crunchy, con trocitos)
  • 250 gramos de galletas tipo digestive
  • 150 gramos de mantequilla
  • 200 gramos de azúcar moreno
  • 250 gramos de chocolate negro para postres
  • Una cucharadita de esencia de vainilla
Lo primero que hice fue trocear las galletas. Lo hice metiéndolas en una bolsa de bocadillo y machacándolas con el rodillo de cocina hasta que quedaron prácticamente trituradas.

A continuación derretí la mantequilla en un cazo con mucho cuidado, a fuego muy suave, y la añadí a las galletas. Incorporé el azúcar moreno y mezclé bien. Después añadí a la mezcla la mantequilla de cacahuete y la esencia de vainilla. Removí bien todo.

Coloqué papel de hornear en la base y las paredes de una fuente rectangular grande y sobre él extendí la mezcla de galletas y mantequilla de cacahuete, apretando bien para que quedase compacta.




El siguiente paso fue derretir el chocolate al baño maría y cubrir con él la masa. Dejé la fuente en el frigo durante 45 minutos y la saqué para marcar con la punta de un cuchillo las líneas de corte de las barritas, aprovechando que el chocolate todavía estaba algo blando. Este paso es importante para que el chocolate no se fracture cuando queramos cortar las barritas.

Volví a meter la fuente en el frigo durante otros 45 minutos, comprobé que el chocolate se había endurecido por completo y corté definitivamente las barritas siguiendo las líneas premarcadas. Para sacarlas de la fuente tiré del papel de hornear hacia arriba. 



 

Con las cantidades empleadas salieron bastantes barritas (las corté de unos cinco centímetros de largo) y las guardé en una caja metálica forrada de papel transparente. Es un dulce que se mantiene bien durante unos días y de hecho al día siguiente de hacerlas me gustaron todavía más que recién hechas. 





Comentarios