Ensalada de alga wakame

Siempre que ceno comida japonesa pido alga wakame pero esta vez la preparé en casa y es tan fácil que creo que repetiré más veces.

Fabada


Hoy domingo toca receta tradicional y nada que mejor que una fabada. La preparé siguiendo los pasos de María Luisa García Sánchez en su conocido libro El arte de cocinar. No hace falta decir que el embutido ha de ser asturiano (de Noreña en mi caso) y de buena calidad, porque es clave en el sabor del guiso. 



Los ingredientes que utilicé fueron los siguientes:
250 gramos de fabas
Una morcilla
Un chorizo
Un trozo de lacón
Una cebolla
Un ajo
Un ramito de perejil
Aceite de oliva virgen extra
Azafrán
Sal

La noche anterior dejé en remojo las alubias en agua fría (tienen que estar al menos doce horas y permanecer cubiertas de agua).


Una vez me puse a cocinar, lo primero que hice fue preparar una olla de tamaño proporcional a las cantidades que tenía previstas. En el fondo puse las alubias y encima fui colocando el lacón, la morcilla, el chorizo, la cebolla (pelada y entera), el ajo picado, el perejil y un buen chorro de aceite. Cubrí todo con agua fría, dejando un dedo de líquido por encima del nivel de la comida.

Puse a calentar la olla a fuego lento y cuando comenzó a hervir añadí un poco de agua fría. Repetí esta operación tres veces. El objetivo es romper el hervor. Además, fui retirando la espuma que se iba formando en la superficie con ayuda de una cuchara de madera. 


La tuve cociendo a fuego muy suave y sin perderla de vista durante dos horas y cuarto, momento en el que comprobé que las fabas estaban en su punto. Antes, cuando llevaba cociendo una hora, había añadido unas hebras de azafrán y una pizca de sal.

Por último, saqué el perejil. También retiré la cebolla para triturarla y añadirla al caldo para que quedara más espeso.


Comentarios