Ensalada agridulce de espinacas y huevo




Hace tiempo que no traía una ensalada al blog y hoy lo hago con esta receta sin grasa pero con mucha energía.



Los ingredientes que utilicé fueron:
Cuatro huevos
160 gramos de espinacas baby
Cuatro lonchas de pechuga de pavo
Media cebolla tierna
Dos dientes de ajo
Una cucharada de azúcar
Dos cucharadas de zumo de limón
Tres cucharadas de vinagre
Aceite de oliva virgen extra

Comencé pelando y cortando los dientes de ajo en rodajas. Los puse a dorar en una sartén con un poquito de aceite de oliva. Cuando estuvieron dorados añadí el pavo cortado en dados y lo rehogué durante un par de minutos.


Incorporé a la sartén cinco cucharadas de aceite de oliva, el azúcar, el vinagre y el zumo de limón. Removí todo bien y aparté del fuego cuando vi que el azúcar comenzó a derretirse. Lo reservé para utilizarlo a continuación.

El siguiente paso fue preparar en un bol las hojas de espinacas ya lavadas. Las mezclé con la cebolla cortada en aros y repartí por encima el preparado de la sartén.

Ya solo me quedaba escalfar los huevos. Lo hice ayudándome de film transparente y un vaso, de forma que al cascar el huevo crudo encima, este quedase embolsado en el papel transparente.


En un cazo con agua hirviendo metí la bolsa sosteniéndola con unas pinzas de cocina para no quemarme. Cada huevo tardó seis minutos en estar en su punto. Si este proceso os resulta complicado, siempre se puede optar por cocer directamente el huevo durante seis minutos y listo.

Por último, coloqué el huevo encima de la ensalada y el plato quedó listo para tomar.



Comentarios