Pote asturiano



Un guiso contundente para el domingo, este pote en el que es fundamental la calidad de las fabas y que los embutidos sean asturianos.



Los ingredientes que utilicé, para cuatro personas, fueron:

250 gramos de fabas
Dos patatas medianas
Un manojo de berza
Una morcilla
Un chorizo
Una manita de cerdo
Un trozo de tocino ibérico
Una cebolla
Dos dientes de ajo
Perejil
Pimentón de la Vera
Sal
Aceite de oliva virgen extra


La noche anterior dejé en remojo las fabas, bien cubiertas de agua.


En una olla grande puse las fabas, la cebolla pelada, la manita de cerdo partida en dos y el tocino. Cubrí de agua, eché una pizca de sal y lo puse a cocer a fuego medio hasta que empezó a hervir y en ese momento bajé la potencia y dejé a fuego lento.



En otra olla con agua hirviendo metí la berza, limpia y cortada en trozos. La tuve a fuego fuerte un par de minutos, la aparté y la escurrí. Este paso es necesario para quitarle el sabor amargo a la verdura.


Cuando las fabas llevaban cociendo tres cuartos de hora añadí a la olla la berza y la morcilla y  las tuve cociendo otros 45 minutos.

Entonces incorporé las patatas lavadas, peladas y cortadas en trozos medianos y el chorizo. Rectifiqué de sal y mantuve la cocción a fuego lento una hora más hasta que vi que las fabas estaban blandas.




Por último, freí en una sartén con aceite de oliva el ajo muy picado. Cuando estuvo dorado añadí una cucharadita de pimentón de la Vera y retiré inmediatamente la sartén del fuego. Añadí este rehogado a la olla con las fabas, removí bien y dejé reposar el guiso.

Yo lo comí al día siguiente, porque siempre he pensado que estos guisos están más ricos horas después de prepararlos. 



Comentarios