Potaje de castañas

Hoy traigo al blog una receta muy otoñal, que preparé con castañas ecológicas de Galicia y compango asturiano. Es un potaje que había probado fuera de casa pero no lo había preparado nunca. Es sencilla, reponedora y deliciosa.

Rote grütze con natillas



Preparé este postre para una cata de cervezas en el restaurante Deutschland  (Carlos Bousoño, 6. Oviedo). Utilicé Rote Grütze, una pasta típica de Alemania hecha con frutos rojos y para contrastar su acidez la mezclé con natillas. 

Los ingredientes, para cuatro personas, fueron:

  • 8 bizcochos de soletilla
  • 400 gramos de natillas
  • 12 cucharadas soperas de Rote Grütze
  • 100 gramos de frutos secos (almendras, nueces y avellanas)
  • 4 hojas de menta
  • Unas gotas de esencia de vainilla

Lo primero que hice fue mezclar las natillas con la vainilla. Removí bien y reservé. Yo hice natillas caseras pero se pueden utilizar las que ya venden preparadas. Lo que sí compré fue la mezcla de frutos rojos.



A continuación mezclé en la batidora de vaso los bizcochos (cortados por la mitad), 8 cucharadas de Rote Grütze y los frutos secos. 




Lo trituré hasta que se formó una masa homogénea y la repartí en la base de los cuatro vasitos en los que serví el postre. Sobre la masa vertí las natillas (100 gramos por vaso) y encima añadí una cucharada de Rote Grütze

 
Para terminar, coloqué una hojita de menta fresca y dejé los vasitos en la nevera durante una media hora para tomarlos fríos. 

Comentarios