Huevos en salsa




Esta es una de mis recetas favoritas y un clásico en casa de mi madre: fácil de preparar y calentita para el invierno.


Los ingredientes que utilicé, para dos personas, fueron:


Una patata grande
Tres huevos
Una taza de caldo de verduras
Una diente de ajo
Un puñadito de perejil
Cuatro cucharadas de harina
Unas hebras de azafrán
Aceite de oliva virgen extra

Lo primero que hice fue cocer los huevos en un cazo con agua. Una vez que el agua comenzó a hervir, los tuve 10 minutos y los retiré para que se enfriaran y pelarlos mejor.


Mientras, pelé la patata y la corté en dados pequeños para freírlos en una sartén con abundante aceite de oliva. Cuando estuvieron dorados los retiré a un plato y reservé para utilizarlos como guarnición. 



Cuando los huevos se enfriaron, los pelé y los corté por la mitad. Rebocé cada mitad con harina y las freí en una sartén con aceite de oliva hasta que se doraron. Una vez hechos, los saqué a un plato con papel absorbente para que escurriesen el exceso de grasa.






A continuación, machaqué el ajo pelado y el perejil en un mortero y eché la mezcla en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva. La puse a calentar u n minuto con cuidado de no quemar el ajo y añadí el caldo de verduras y las hebras de azafrán. Cuando comenzó a hervir incorporé los huevos ya fritos y los dejé cocer cinco minutos más. 

La harina del rebozado y la mezcla del mortero ayudan a espesar el caldo, pero no pasa nada si se añade una cucharadita de harina en el momento de freir el ajo y el perejil si queremos más espesor. 





Una vez listos los huevos, los serví calientes acompañados de las patatas que había frito. ¡La salsa estaba para mojar!


Comentarios