Ensalada de alga wakame

Siempre que ceno comida japonesa pido alga wakame pero esta vez la preparé en casa y es tan fácil que creo que repetiré más veces.

Choto en ajillo pastor




Es verano y hace calor para un guiso, pero esta receta es un clásico en casa de mi madre y me apetecía prepararla. En muchos sitios de Andalucía (no sé si en otros lugares también), se llama choto al cabrito lechal (la cría de la cabra con un mes de edad y alimentada solo con leche materna) y es el protagonista de este plato.


Los ingredientes que utilicé, para cuatro personas, fueron:

  • 1 kg. de choto, mejor si son chuletillas
  • Una cabeza de ajos
  • Una cucharada sopera de pimentón dulce
  • Un vaso de vino amontillado
  • Una cucharada sopera de vinagre
  • Una cucharada sopera de harina
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

En una olla puse a calentar seis cucharadas de aceite de oliva. Cuando estuvo caliente añadí la carne y dejé que se dorara a fuego medio. 

Cuando estuvo dorada la saqué y la dejé apartada en una fuente.

En la misma olla, y aprovechando el aceite en el que había hecho la carne, eché los dientes de ajo pelados y machacados en el mortero y los mareé un poco junto a la carne. Entonces incorporé el pimentón y con cuidado de que no se que se quemase añadí la harina.

Cuando la harina comenzó a coger color eché a la olla el vaso de vino, la cucharada de vinagre y la carne. Removí todos los ingredientes muy bien y los cubrí con agua. 

Subí la potencia del fuego hasta que comenzó a hervir, momento en el que dejé el guiso cociendo sin tapar a fuego suave.

Estuvo haciéndose 20 minutos. Comprobé que la carne estaba tierna y retiré la olla del fuego. 

Se sirve caliente, aunque a mi me gusta tomarlo al día siguiente de prepararlo porque creo que los sabores quedan más concentrados. En ese caso basta con calentarlo unos pocos minutos antes de comer. También suelo acompañarlo con patatas fritas cortadas en cuadraditos pequeños.














Comentarios