Ensalada de alga wakame

Siempre que ceno comida japonesa pido alga wakame pero esta vez la preparé en casa y es tan fácil que creo que repetiré más veces.

Guiso de pollo a la sidra




Esta receta, sacada de un libro de Lorraine Pascal, me permitió hacer algo que me gusta: cocinar con sidra. Quedó muy jugoso y más suave de lo que se espera en un guiso de carne.



Los ingredientes que utilicé fueron:

Dos muslos de pollo
Cuatro salchichas frescas
Una manzana Granny Smith
Una cebolla tierna
Dos dientes de ajo
Dos cucharadas de harina
375 ml. de sidra
125 ml. de caldo de pollo
Aceite de oliva virgen extra
Una ramita de romero
Sal y pimienta negra

Para la guarnición:

Dos patatas grandes
Tres zanahorias

Comencé preparando la guarnición. Pelé las patatas y las zanahorias y las corté en rodajas muy finas y salpimenté. Eché un buen chorro de aceite de oliva en una olla y cuando estuvo caliente añadí las patatas y las zanahorias.

Las rehogué durante cinco minutos para que cogieran un poco de color y entonces añadí 125 ml de sidra y 125 ml de caldo de pollo. Llevé a ebullición y cuando aparecieron las burbujas bajé la potencia y lo tuve a fuego lento durante 20 minutos. 

Mientras se hacían, preparé el pollo. En una cazuela puse a calentar una cucharada de aceite de oliva. Salpimenté bien los muslos, que tenía cortados por la mitad, y los eché a la cazuela para que se dorasen. Estuvieron un par de minutos por cada lado y añadí las salchichas cortadas en trozos de unos cuatro centímetros y removí durante cinco minutos. 

Retiré la carne a un plato y aproveché el jugo que dejaron para freir en él el ajo y las cebollas picados muy finitos. Rehogué durante unos minutos y lo saqué al plato del pollo. 

Desgrasé el fondo de la cazuela con un chorrito de sidra y añadí dos cucharadas de harina. Con una cuchara de madera removí bien para que espesara y eché la carne, el ajo, la cebolla y el resto de la sidra.

Subí el fuego y cuando comenzó a hervir lo bajé para tenerlo cociendo quince minutos a fuego suave. Cuando faltaban cinco minutos para que el pollo se terminara de hacer incorporé la manzana a la cazuela cortada en gajos sin pelar y el romero.

Con la guarnición y el guiso listos, lo llevé a la mesa para tomarlo recién hecho.












Comentarios