Lera

Poco puedo decir de la cocina de Luis Lera que no sepáis, pero sí puedo contaros lo que disfruté acercándome una vez más a Castroverde de Campos (Zamora), cruzando campos de girasoles, viendo pasar rebaños de ovejas y perdiendo la vista en el horizonte. No puede la naturaleza dejar el listón más alto y no puede el cocinero responder de mejor forma al desafío, llevando a la mesa un entorno espectacular. Es uno de mis lugares favoritos y esta vez lo disfruté todo lo que pude.













Huevos rellenos de salsa boloñesa


En esta ocasión aproveché una boloñesa que tenía congelada. La había hecho con carne de cerdo, cebolla, zanahoria, pimiento rojo y tomate, todo picado y pasado por la sartén unos veinte minutos con un poco de vino blanco, aceite de oliva y sal. 

Los huevos, de gallinas camperas, estuvieron cociendo diez minutos. Una vez fríos y pelados, los corté por la mitad y retiré la yema para mezclarla con la salsa boloñesa. Esa mezcla es la que utilicé para rellenar los huevos. 

Finalmente rallé un poco de queso manchego curado por encima y puse los huevos a gratinar en el horno menos de diez minutos. 

Habrían quedado más jugosos cubriendo los huevos con bechamel, pero en esta ocasión opté por una versión más ligera.





(El gallo y la gallina de la foto, de Loft Store Concept en Gijón, son un regalo de mi amigo Pedro)