Lera

Poco puedo decir de la cocina de Luis Lera que no sepáis, pero sí puedo contaros lo que disfruté acercándome una vez más a Castroverde de Campos (Zamora), cruzando campos de girasoles, viendo pasar rebaños de ovejas y perdiendo la vista en el horizonte. No puede la naturaleza dejar el listón más alto y no puede el cocinero responder de mejor forma al desafío, llevando a la mesa un entorno espectacular. Es uno de mis lugares favoritos y esta vez lo disfruté todo lo que pude.













Fideos guisados




Para hacer esta receta, aproveché un sofrito que tenía en el congelador. Había comprado verduras en un mercado ecológico y para conservar las que me sobraron decidí cocinarlas y congelarlas. 

Lo hice pochando la cebolla picada fina y cuando estuvo dorada le añadí pimiento verde y pimiento rojo picados. El siguiente paso fue incorporar tomate rallado y una pizca de sal. Lo tuve a fuego suave unos veinte minutos y cuando estuvo hecho lo guardé en un recipiente para congelar.


Vamos ahora con los fideos, para los que utilicé langostinos y almejas, además del mencionado sofrito y, por supuesto, los fideos (gruesos, del número 4).

En mi olla favorita puse el sofrito prácticamente descongelado, le añadí dos ajos cortados a ruedas y lo calenté a fuego suave. Después eché 150 gramos de fideos y unas hebras de azafrán y seguí removiendo durante unos pocos minutos. Lo cubrí con medio litro de caldo que preparé cociendo las cabezas de los langostinos, una hoja de laurel y sal

Cocieron durante diez minutos y entonces añadí las almejas limpias y los langostinos pelados. Lo mantuve a fuego lento cinco minutos más, rectifiqué de sal y listo. Serví con perejil.