Lera

Poco puedo decir de la cocina de Luis Lera que no sepáis, pero sí puedo contaros lo que disfruté acercándome una vez más a Castroverde de Campos (Zamora), cruzando campos de girasoles, viendo pasar rebaños de ovejas y perdiendo la vista en el horizonte. No puede la naturaleza dejar el listón más alto y no puede el cocinero responder de mejor forma al desafío, llevando a la mesa un entorno espectacular. Es uno de mis lugares favoritos y esta vez lo disfruté todo lo que pude.













Palomitas con parmesano, ajo y tomillo



Ahora que anochece antes y se acerca el frío apetece arroparse en el sofá delante del televisor. Ese era nuestro plan hoy y qué mejor que hacerlo con un cuenco de palomitas de maíz (en Jaén las llamamos rosetas) que en esta ocasión preparé de una forma diferente a la habitual.

En un cazo de 16 cms. de diámetro puse a calentar a fuego muy suave tres cucharadas de aceite de oliva, una de mantequilla, un ajo muy picado, una cucharadita de tomillo y media de sal.




Cuando se derritió la mantequilla añadí 50 gramos de maíz en grano, subí la temperatura del fuego y tapé el cazo. Yo utilizo una tapa de cristal que me permite ver cómo van saltando las palomitas. Lo importante es no dejar de mover el cazo para evitar que se peguen y salten todos los granos.

En cuanto pararon de estallar, retiré del fuego las rosetas y añadí dos cucharadas de queso parmesano recién rallado. ¡Deliciosas!