Güeyu Mar

El mejor pescado, preparado a la brasa sin más adornos. Es lo que hace Abel Álvarez en Güeyu Mar casi a la orilla del mar, en Playa de Vega, muy cerca de Ribadesella (Asturias). Parece sencillo, pero no es fácil hacerlo tan bien como él. Si lo fuera habría más sitios como el suyo, y no los hay. 

La playa


La mesa


El aperitivo

Los entrantes


El pescado



El postre

Güeyu Mar Playa de Vega, Ribadesella Asturias  985 86 08 63

Tortilla de patatas



Receta tradicional y casera, que he intentado contar con el mayor detalle posible para que cualquiera se atreva con ella. A diferencia del resto de recetas que incluyo en la sección 'Solo en casa', en este caso los ingredientes son para dos personas. 


Ingredientes:

  • Cuatro patatas medianas
  • Una cebolla
  • Cuatro huevos
  • Aceite de oliva y sal

Paso 1:

Pela las patatas, lávalas debajo del grifo y sécalas con un paño. Córtalas en rodajas de medio centímetro de grosor. Pica la cebolla en tiras finas.

 

Paso 2:

Pon a calentar en una sartén un buen chorreón de aceite de oliva y cuando esté caliente añade las patatas. Baja la temperatura del fuego para que se vayan haciendo poco a poco. Cuando lleven cinco minutos añade la cebolla picada.

Deja que cuezan las patatas y la cebolla durante quince o veinte minutos, siempre a fuego muy suave. 



Paso 3:

Cuando las patatas estén blandas, sácalas de la sartén y ponlas en un plato con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante. 

En un bol, bate cuatro huevos y añade un buen puñado de sal. A continuación echa las patatas en el bol y mezcla bien con un tenedor. 


Paso 4:

Echa el huevo con las patatas a la sartén y con el fuego medio cuaja la tortilla durante unos cinco minutos por cada lado (el tiempo puede variar, según la prefieras más o menos jugosa). Ayúdate con una cuchara de madera o una espátula de silicona para repartir bien el huevo por la sartén. 

Para darle la vuelta, ayúdate de un plato llano o una tapadera del mismo diámetro de la sartén. 




Una vez hecha por ambos lados, ponla en un plato y... ¡lista para comer!



Comentarios