Lera

Poco puedo decir de la cocina de Luis Lera que no sepáis, pero sí puedo contaros lo que disfruté acercándome una vez más a Castroverde de Campos (Zamora), cruzando campos de girasoles, viendo pasar rebaños de ovejas y perdiendo la vista en el horizonte. No puede la naturaleza dejar el listón más alto y no puede el cocinero responder de mejor forma al desafío, llevando a la mesa un entorno espectacular. Es uno de mis lugares favoritos y esta vez lo disfruté todo lo que pude.













Licor de café (resoli)



El domingo siguiente al día de Navidad preparé con la ayuda de mi madre una botella de licor de café, bebida que nunca faltó en mi casa por estas fechas. Después tuve la suerte de visitar a las monjas del convento de la Concepción Franciscana en Jaén, conocidas como las Bernardas, y pasar un rato inolvidable con ellas cantando villancicos. De paso, aproveché para comprar algunos de sus dulces navideños.



Los ingredientes que utilicé para hacer el resoli fueron:

  • Una taza de café
  • Una taza de azúcar
  • Una taza de anís
  • Media taza de agua
  • Un trozo de cáscara de limón
  • Un trozo de cáscara de naranja
  • Media rama de canela

En un cazo puse a cocer a fuego lento las cáscaras de naranja y limón, la canela en rama, el agua y el azúcar, removiendo de vez en cuando. Cuando rompió a hervir lo dejé cociendo tres minutos y retiré del fuego. 





Entonces añadí el café y el anís y dejé la mezcla enfriando, con el cazo tapado, durante una hora. Después lo colé y lo pasé a una botella de cristal. 

Lo tomé frío y acompañado de los mantecados y del tradicional alfajor casero de Loli Morales.