Lera

Poco puedo decir de la cocina de Luis Lera que no sepáis, pero sí puedo contaros lo que disfruté acercándome una vez más a Castroverde de Campos (Zamora), cruzando campos de girasoles, viendo pasar rebaños de ovejas y perdiendo la vista en el horizonte. No puede la naturaleza dejar el listón más alto y no puede el cocinero responder de mejor forma al desafío, llevando a la mesa un entorno espectacular. Es uno de mis lugares favoritos y esta vez lo disfruté todo lo que pude.













Tortilla de calabaza y ricotta


Aprovechando que había asado una calabaza, guardé un poco para preparar esta deliciosa tortilla. La calabaza pesaba 1,6 kg y la tuve en el horno a 180º durante una hora. 


Los ingredientes que utilicé fueron:
  • 250 gramos de calabaza asada
  • 2 huevos
  • 8 cucharaditas de ricotta
  • 1 ajo
  • Un poco de tomillo fresco
  • Aceite de oliva, sal y pimienta
 

Lo primero que hice fue batir los huevos en un bol y les añadí una pizca de sal, pimienta y el ajo machacado en el mortero. Después añadí la calabaza y el tomillo y mezclé bien. 

En una cazuela apta para horno, eché un poco de aceite de oliva virgen extra y puse a cuajar la tortilla con las cucharadas de ricotta repartidas por encima. La tuve a fuego suave durante diez minutos mientras se calentaba el gratinador del horno. 


 

Pasado ese tiempo, metí la tortilla en el horno y la gratiné durante cinco minutos. La serví con unas hojas de lechuga. Quedó suave y jugosa, con un sabor dulce espectacular.