Güeyu Mar

El mejor pescado, preparado a la brasa sin más adornos. Es lo que hace Abel Álvarez en Güeyu Mar casi a la orilla del mar, en Playa de Vega, muy cerca de Ribadesella (Asturias). Parece sencillo, pero no es fácil hacerlo tan bien como él. Si lo fuera habría más sitios como el suyo, y no los hay. 

La playa


La mesa


El aperitivo

Los entrantes


El pescado



El postre

Güeyu Mar Playa de Vega, Ribadesella Asturias  985 86 08 63

Ensalada de calabacín con mozzarella




Hoy comparto una de mis recetas favoritas y que preparo desde hace años. La mezcla del limón, la miel y la guindilla le dan un sabor espectacular a esta ensalada templada.




Los ingredientes que utilicé fueron:
Dos calabacines medianos
125 gramos de mozarella
Dos cucharadas de piñones
El zumo de un limón y la ralladura de medio
Una cucharada de miel
Una cayena
Aceite de oliva virgen extra
Unas hojas de cilantro para decorar
Sal
Pimienta

Lo primero que hice fue precalentar el horno a 180º. Mientras alcanzaba la temperatura, me puse a preparar los calabacines.

Los pelé y con ayuda de la mandolina los corté en filetes longitudinales de unos dos o tres milímetros de grosor. A continuación engrasé una bandeja para horno y en ella fui colocando el calabacín formando varias capas.

Antes de meter la bandeja en el horno rocié el calabacín con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y salpimenté. Estuvieron en el horno durante 20 minutos, momento en el que comprobé que estaban blanditos y dorados sin llegar a quemarse.




Mientras se hacían los calabacines preparé el resto de ingredientes. 

Primero puse los piñones en una sartén bien caliente (sin aceite) hasta que cogieron un color tostado y los reservé.


Lo siguiente fue el aliño, que preparé mezclando en un cuenco el zumo de limón, la cucharada de miel, la cayena sin semillas y picada, dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal.



Ya solo quedaba emplatar: saqué los calabacines del horno y los coloqué en la base de una fuente ancha; desmenucé la mozzarella y la repartí por encima; también repartí los piñones tostados  y por último añadí el aliño.

Decoré la ensalada con la ralladura de medio limón y unas hojitas de cilantro y la serví.


Comentarios