Lera

Poco puedo decir de la cocina de Luis Lera que no sepáis, pero sí puedo contaros lo que disfruté acercándome una vez más a Castroverde de Campos (Zamora), cruzando campos de girasoles, viendo pasar rebaños de ovejas y perdiendo la vista en el horizonte. No puede la naturaleza dejar el listón más alto y no puede el cocinero responder de mejor forma al desafío, llevando a la mesa un entorno espectacular. Es uno de mis lugares favoritos y esta vez lo disfruté todo lo que pude.













Hojaldre de alcachofas y pimientos





Una receta muy colorida, roja, blanca y verde, que ofrece una alternativa a la pizza en una cena informal.



Los ingredientes que utilicé fueron:
Una placa de hojaldre
Cuatro cucharadas de salsa de tomate frito
10 corazones de alcachofas en conserva
Un pimiento rojo asado
150 gramos de mozzarella
Una pizca de orégano


Lo primero que hice fue precalentar el horno a 180º. Mientras alcanzaba la temperatura, fui preparando los hojaldres.

Para eso, extendí la masa de hojaldre sobre papel de hornear (lo hice sobre la bandeja del horno) y la dividí en cuatro trozos con ayuda de un cuchillo.

A continuación, y con el mismo cuchillo pero sin llegar hasta el final, marqué los bordes de cada trozo formando una especie de marco de 1 cm. de grosor. El objetivo de este paso es que al subir la masa por los bordes los ingredientes queden bien colocados en el interior.

Lo siguiente fue rellenar el hojaldre. Extendí la salsa de tomate con cuidado de no salirme de los bordes y encima puse el pimiento asado cortado a tiras.

Corté los corazones de alcachofa y puse cinco mitades en cada trozo de hojaldre.

Por último reparti la mozzarella y espolvoreé el orégano antes de meter la bandeja en el horno.



Estuvo horneándose unos 10 minutos, hasta que vi que la mozzarella estaba derretida y el hojaldre dorado sin quemarse.


Lo serví recién hecho acompañado de unas hojas de lechuga.