Lera

Poco puedo decir de la cocina de Luis Lera que no sepáis, pero sí puedo contaros lo que disfruté acercándome una vez más a Castroverde de Campos (Zamora), cruzando campos de girasoles, viendo pasar rebaños de ovejas y perdiendo la vista en el horizonte. No puede la naturaleza dejar el listón más alto y no puede el cocinero responder de mejor forma al desafío, llevando a la mesa un entorno espectacular. Es uno de mis lugares favoritos y esta vez lo disfruté todo lo que pude.













Crema de lentejas coral




Aunque el verano no parece tiempo de legumbres y purés, esta crema de lentejas coral es un entrante perfecto. Además, este tipo de lentejas tienen la ventaja de no necesitar remojo previo, son muy suaves y tienen un color divertido. 




Los ingredientes que utilicé fueron:
100 gramos de lentejas coral
Un calabacín mediano
Una cebolla
Tres zanahorias
50 ml de nata
Una pizca de raíz jengibre rallada
Una cucharada de perlas de aceite de oliva virgen extra
Una pizca de sal
Aceite de oliva virgen extra



Lo primero que hice fue pelar las zanahorias y el calabacín y cortarlos en bastoncitos. Después corté la cebolla en juliana y la puse a pochar en una olla con un par de cucharadas de aceite de oliva.

Cuando la cebolla empezó a quedar transparente añadí los bastoncitos de calabacín y zanahoria y rehogué todo durante cinco minutos. Entonces incorporé a la olla las lentejas, salpimenté y cubrí de agua. 

Cuando comenzó a hervir bajé el fuego y tuve las lentejas cociendo 20 minutos. Comprobé que las lentejas estaban blandas y aparté la olla del fuego. 

Como hice bastante cantidad, aparté una ración sin triturar para comerla otro día. Me gusta congelar la comida antes de hacerla puré ya que la caliento mejor.

Por último añadí la nata y una pizca de raíz de jengibre rallada y lo trituré todo hasta obtener un puré suave. 

Lo serví con unas perlas de aceite de oliva virgen extra por encima y acompañado de unas rebanadas de pan rústico.