Lera

Poco puedo decir de la cocina de Luis Lera que no sepáis, pero sí puedo contaros lo que disfruté acercándome una vez más a Castroverde de Campos (Zamora), cruzando campos de girasoles, viendo pasar rebaños de ovejas y perdiendo la vista en el horizonte. No puede la naturaleza dejar el listón más alto y no puede el cocinero responder de mejor forma al desafío, llevando a la mesa un entorno espectacular. Es uno de mis lugares favoritos y esta vez lo disfruté todo lo que pude.













Trucha al horno con mostaza y tomillo



Sigo con recetas sencillas, en este caso una de pescado perfecta para cenar. Mi intención era prepararla con filetes de caballa pero no los encontré en la pescadería y opté por la trucha con excelente resultado.

Los ingredientes que utilicé, para dos personas, fueron:

  • Cuatro filetes de trucha
  • Dos cucharadas de mostaza de Dijon
  • Unas ramitas de tomillo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta


Lo primero que hice fue precalentar el horno a 170 grados. Mientras se calentaba, limpié bien las truchas para que no quedaran espinas. Fue un trabajo sencillo porque la mayoría de las espinas ya me las quitaron en la pescadería. 

A continuación puse un poco de aceite de oliva en la bandeja del horno y coloqué encima los filetes de trucha con la piel hacia abajo. 

Salpimenté los lomos  y unté bien cada uno con mostaza de Dijon. Por último, repartí el tomillo por encima y metí la bandeja en el horno.

Estuvo haciéndose 15 minutos, momento en el que saqué el pescado para servirlo recién hecho acompañado de un poco de arroz basmati que tenía en el frigorífico cocido de la noche anterior.