Ramen

Esta es una de mis sopas favoritas y me suelo adaptar a los ingredientes que tengo en casa o encuentro en el supermercado. Aquí van dos ejemplos de las últimas que hice.

Los ingredientes que utilicé fueron los siguientes:

Medio litro de caldo de carne5 gr. de alga wakame deshidratada75 gr. de noodles100 gr. de setas shitake, shimeji y portobello1 huevo Para la salsa:
Un diente de ajoJengibre fresco ralladoChile picadoDos cucharadas de sojaDos cucharadas de vino blanco seco (manzanilla)Media cucharada de vinagre de arroz

Lo primero que hice fue preparar las algas y los fideos. Deshidraté las algas en un cuenco con agua hirviendo y en otro cuenco hice lo mismo con los fideos. Cuando estuvieron deshidratados los colé para quitar el exceso de agua.
Mientras, puse a calentar el caldo de carne en un cazo y en otro cocí el huevo durante 8 minutos.
Para preparar la salsa, machaqué en el mortero el ajo pelado y añadí media cucharada de jengibre fresco rallado, una pizca de chile picado, la soja, el …

Carrilleras en salsa de avellanas




Me encanta la comida tailandesa y aproveché que había comprado unas carrilleras de cerdo con muy buena pinta para preparar una cena para dos con una salsa estilo 'thai' que quedó deliciosa.



Los ingredientes que utilicé, para dos personas, fueron:

Dos carrilleras de cerdo
125 gr. de avellanas
6 cucharadas de salsa de soja
El zumo de dos limas
2 cucharaditas de cúrcuma
2 cucharaditas de cominos molidos
2 cucharaditas de pimentón dulce
1 cucharada de azúcar moreno
2 ramitas de cilantro
Aceite de oliva virgen extra
Media cebolla

Comencé preparando la salsa para marinar la carne. En un cuenco mezclé el zumo de dos limas, la salsa de soja, la cúrcuma, el comino molido, el cilantro picado, el pimentón dulce y dos cucharadas de aceite de oliva.

Mezclé todo bien y eché dos tercios de la salsa sobre las carrilleras, que previamente había salpimentado. Dejé que macerarán en la nevera durante una hora.

Pasada la hora me puse a preparar el plato. Machaqué las avellanas en el mortero. Puse un poco de aceite de oliva en una sartén y cuando estuvo caliente poché media cebolla picada. Cuando cogió color añadí una cucharada de azúcar moreno, removí bien y esperé a que se derritiera. 

Entonces incorporé las avellanas machacadas y seguí removiendo. Cuando estuvo todo bien ligado eché a la sartén el tercio de salsa para macerar que había reservado y bajé el fuego al mínimo mientras asaba la carne. 

En otra sartén, puse un chorrito de aceite de oliva y doré las carrilleras por todos los lados. Como los trozos no eran pequeños, tardé unos diez minutos y una vez comprobado que estaba hecha la serví en un plato junto a la salsa de avellanas.

Otra posibilidad es triturar la salsa con la batidora para que quede más cremosa, pero a mí me gusta más encontrarme los trocitos de avellana. 










Comentarios