Potaje de habas y berenjenas

Esta receta es típica de la provincia de Jaén y allí compré las habas secas para hacerla. En casa de mi madre es un plato frecuente y aunque pueda parecer una mezcla 'peculiar' a mí siempre me gustó.

Arroz con rabo de toro



Nunca había preparado esta receta y acabé muy contenta con el resultado. En realidad es un 'dos en uno' ya que la base del plato es un guiso de carne que se puede acompañar con patatas, por ejemplo. Yo lo hice con arroz y la verdad es que quedó para chuparse los dedos.

Los ingredientes que utilicé, para cuatro personas, fueron:

750 gr. de carne de rabo de vacuno
300 gr. de arroz
Una cebolla
Un puerro
Dos zanahorias
Un tomate grande
Cuatro dientes de ajo
Medio litro de caldo de carne
Un vaso de vino tinto
Medio pimiento verde y medio rojo
Una hoja de laurel
Una cucharada de pimentón dulce
Una cucharada de harina
Una pizca de cúrcuma
Aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta


Lo primero que hice fue poner a calentar cuatro cucharadas de aceite de oliva en una olla grande. Mientras se calentaba, salpimenté la carne y la enhariné. Cuando el aceite estuvo caliente eché los dos trozos de carne y los doré bien por ambos lados. Retiré y reservé en un plato. 

A continuación, en ese mismo aceite, preparé un sofrito con las verduras. Comencé con la cebolla y el puerro picados y cuando estuvieron blandos incorporé la zanahoria y el tomate cortados en trozos pequeños. Por último añadí una cucharada de pimentón dulce, un poquito de sal, los ajos pelados y la hoja de laurel. 

Estuvo guisándose durante quince minutos. Entonces añadí la carne que tenía reservada y el vino tinto. Subí un poco el fuego y cuando comenzó a burbujear añadí medio litro de caldo de carne. 

El guiso estuvo cociendo a fuego lento durante dos horas. Pasado ese tiempo, saqué los trozos de carne a una fuente y reservé el caldo para utilizarlo con el arroz. Esperé a que la carne se enfriase un poco, la deshuesé con ayuda de un tenedor y me puse a preparar el arroz.

En una paellera sofreí el pimiento rojo y el verde cortados en trocitos pequeños. Cuando cogieron algo de color añadí el arroz bien repartido por el fondo. Removí durante un minuto y añadí el caldo (yo calculé dos partes y media de caldo por una de arroz) y la carne desmigada. Para terminar añadí media cucharadita de cúrcuma para darle color. 

Tuve el arroz 18 minutos haciéndose a fuego suave y pasado ese tiempo lo retiré del fuego y lo tapé con un paño limpio. Esperé cinco minutos a que reposara para servir.













Comentarios