Potaje de habas y berenjenas

Esta receta es típica de la provincia de Jaén y allí compré las habas secas para hacerla. En casa de mi madre es un plato frecuente y aunque pueda parecer una mezcla 'peculiar' a mí siempre me gustó.

Crema de calabaza con chocolate blanco


Una crema deliciosa para un día frío de otoño que se puede tomar de aperitivo en una comida especial o de plato caliente en una cena reconfortante.
 
Los ingredientes que utilicé fueron:

  • 800 gramos de calabaza asada
  • Una patata grande
  • Una cebolla grande
  • 25 gr. de chocolate blanco
  • 300 ml. de caldo de verduras 
  • Un puñado de avellanas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta y sal


Lo primero que hice fue pelar y cortar la patata y la cebolla en rodajas muy finas. Puse a calentar en mi olla de hierro fundido cuatro cucharadas de aceite de oliva y cuando estuvo caliente añadí la patata y la cebolla y las rehogué durante diez minutos hasta que se doraron. 

Entonces incorporé el caldo de verduras, llevé a ebullición y lo tuve cociendo todo otros diez minutos más. En ese momento añadí a la olla la calabaza asada. Mezclé bien y seguí cociendo todo cinco minutos más. 

Mientras se terminaba de hacer, preparé las avellanas. Ya las tenía sin cáscara, así que solo tenía que pelarlas. Lo hice calentando una sartén y y tostando las avellanas unos minutos hasta que vi que la piel comenzaba a soltarse. Las aparté del fuego y las saqué a un paño de cocina con el que las froté hasta que la piel se desprendió totalmente. 

La calabaza ya estaba lista, así que retiré la olla del fuego y eché el chocolate blanco, una pizca de sal y un poquito de pimienta molida. 

Trituré bien con la batidora hasta que quedó una crema suave y la serví caliente adornando con unas pocas avellanas. 









Comentarios

Publicar un comentario