Potaje de habas y berenjenas

Esta receta es típica de la provincia de Jaén y allí compré las habas secas para hacerla. En casa de mi madre es un plato frecuente y aunque pueda parecer una mezcla 'peculiar' a mí siempre me gustó.

Ensalada Thai (a mi manera)



Me encanta la comida tailandesa, las algas wakame y comer con palillos (aunque mi técnica no es muy ortodoxa), por lo que me animé a preparar esta ensalada para cenar. 



Los ingredientes que utilicé fueron:
75 grs. de vermicelli de arroz
20 grs. de algas wakame deshidratadas
50 grs. de salmón marinado
Medio pepino
Media zanahoria
Un puñadito de anacardos tostados
Cinco cucharadas soperas de salsa de soja
Dos cucharadas soperas de vinagre de arroz
Zumo de medio limón
Media cucharadita de jengibre en polvo
Una cayena
Una cucharada de sésamo

Lo primero que hice fue poner las algas en remojo para que se hidrataran. Las tuve en un cuenco con agua mientras preparaba el resto de ingredientes.

Puse a hervir un litro de agua con una pizca de sal y cuando comenzó a burbujear eché los vermicelli de arroz. Estuvieron cociendo cinco minutos y después los escurrí bien y los enfrié bajo el grifo. Los dejé reservados en una fuente.

Pelé el pepino y la zanahoria y los corté en bastoncitos pequeños. También corté el salmón marinado (aquí tenéis la receta) en daditos pequeños y a continuación incorporé todo a la fuente donde tenía reservados los fideos junto a los anacardos y las algas.

Ya solo quedaba preparar el aliño. En un cuenco pequeño puse el zumo de medio limón, la salsa de soja, el vinagre de arroz, el sésamo, el jengibre y la cayena limpia de pepitas y picada (también le añadí un chorrito de aceite de oliva virgen extra, aunque es opcional). Removí bien la mezcla y la repartí sobre la ensalada junto a una pizca de semillas de chía.

Antes de servirla, tuve la ensalada diez minutos en el frigorífico. La tomé con palillos, aunque con el tenedor a mano por si acaso.









Comentarios