Lera

Poco puedo decir de la cocina de Luis Lera que no sepáis, pero sí puedo contaros lo que disfruté acercándome una vez más a Castroverde de Campos (Zamora), cruzando campos de girasoles, viendo pasar rebaños de ovejas y perdiendo la vista en el horizonte. No puede la naturaleza dejar el listón más alto y no puede el cocinero responder de mejor forma al desafío, llevando a la mesa un entorno espectacular. Es uno de mis lugares favoritos y esta vez lo disfruté todo lo que pude.













Salmón marinado



Esta receta es tan sencilla como deliciosa. Mi madre la prepara siempre en Navidad y yo he me he ido aficionando a ella poco a poco. Una vez marinado, el salmón se puede tomar solo o acompañado de aguacate, alcaparras, pepinillos... o utilizarlo como ingrediente en otras recetas (ensaladas, pasta, sandwiches, etc.).



Los ingredientes que utilicé fueron:
Lomo de salmón (1 kg.)
1 kg. de azúcar
1 kg. de sal gorda
3 cucharadas soperas de eneldo seco

Comencé mezclando en una fuente el azúcar, la sal y el eneldo. Removí bien con ayuda de una cuchara.

El salmón ya lo tenía limpio (en la pescadería me dieron el lomo limpio de espinas).

En una bandeja honda puse una capa abundante de la mezcla de sal y azúcar. Coloqué el salmón encima y lo cubrí por completo con el resto de la mezcla. 

Metí la bandeja en el frigorífico y lo tuve macerando durante 48 horas. Pasado ese tiempo saqué los lomos de salmón y los lavé con agua tibia para que no quedasen restos de sal.

Ya estaba listo para servir, así que corté varias láminas finas y las tomé con un poquito de crema de queso. El salmón que sobró lo envolví en papel film y lo volví a guardar en la nevera para irlo consumiendo poco a poco.