Tortas de aceite y anís




Me encantan las tortas de aceite, un sabor inseparable de mi niñez. Aunque casi siempre tengo en casa las muy conocidas de Castilleja de La Cuesta (Sevilla), alguna vez me animé a prepararlas yo.

Los ingredientes que utilicé fueron:


  • 250 grs. de harina de fuerza
  • 150 grs. de azúcar
  • 100 ml. de agua
  •   30 ml. de anís dulce
  •   75 ml. de aceite de oliva virgen extra
  •   15 grs. de matalahúva
  •   15 grs. de levadura de panadero
  • La clara de un huevo

Comencé deshaciendo la levadura en el agua tibia y cuando estuvo bien diluída la añadí a un cuenco  donde tenía la harina y la matalahúva. Incorporé también el aceite, el anís  y el azúcar y mezclé la masa con las manos hasta que se despegó de los bordes y no se me pegaba en las manos (algunas veces he necesitado añadir un poco más de harina mientras amasaba porque no quedaba muy firme). 

Una vez estaba lista la masa, cubrí el cuenco con film transparente y la dejé reposando una hora en la encimera para que aumentara su volumen. Pasada esa hora, y con el horno precalentado a 180º, me puse a darle forma a darle forma a las tortas. Fui arrancando de la masa bolas del tamaño de una nuez y las estiré con el rodillo. 

Con un cortapastas redondo les di forma y las coloqué en la bandeja del horno. Las pinté con clara de huevo y espolvoreé azúcar por encima. Estuvieron 8 minutos (aunque vigilé por si estaban antes). 

Una vez fuera del horno, esperé bastante rato a que se enfriasen y quedasen bien crujientes. A mí me gustan incluso más al día siguiente. 





Comentarios